“Eres lo que escribes. Eres como escribes” (¡?¿!)

Comentari deixat a can Una temporada en el Infierno de Juan Pedro Quiñonero 

relatiu al seu post  "Eres lo que escribes. Eres como escribes” que enllaça amb un blog homònim : Eres lo que esribes. Eres como escribes"

 

Dear JPQ,
Aunque soy uno de los últimos en felicitarte por esos dos años de Infierno, me gustaría pensar que no estoy entre los que te aprecian menos, sino todo lo contrario. ;-)

Bueno, ese eslogan, refrán o màxima larochefoucaultiana suena bien, pero se me antoja un tanto perogrullesco. Sí, somos lo que escribimos y cómo lo escribimos, y también lo que decimos y cómo lo decimos y lo que comemos, y casi lo que miramos en la tele…Y si no, que se lo pregunten a los que miran Gran Hermano o el partido de "fúrbol" todos los miércoles, sábados y domingos …

No sé si se conseguirá que "que" siga siendo "que" o si la "k" o la "q" irán desplazando progresivamente la forma correcta, pero que empieza a verse como un tanto arcaico-referencial, por lo menos desde la perspectiva de la postmodernidad tecnológica del chat y el móvil. ;-)

Gracias por el tuyau del <b>jijuju</b> porque ¡toda ayuda es poca!
Aunque mi trauma es múltiple: no haber conseguido aprender a teclear correctamente sin mirar las teclas, no conseguir escribir a una velocidad algo más TGViana y no conseguir teclear sin "dislexias" del tipo "poer" por "peor" o "un barazo" por "un abrazo", y lo peor de todo, que aún es más grave: no conseguir ser capaz de releer mis textos antes de darle a la tecla "Enviar" o "Submit"… Y mira que parece fácil! Pues no! Acostumbro a hacerlo justo unos segundos después.
Por suerte nobody else es tan catastrófico como Sani… porque si no, se impondría inventar algún tipo de freno, un javascript "jijujuiero" que apareciera en pantalla y que soltara una frase con algo así como "Dónde vas con ese texto, hombre!" e impidiera cualquier envío con horrorosos errores ortogràficos o dislexicosos ;-))
A veces, cuando releo alguna frase excesivamente mal escrita, me imagino a alguien leyéndolo con una mezcla de sonrisa fraternal y mueca displicento-agresiva.
Tengamos fe, que un cordón sanitario de ese tipo es posible y algún creador de software lo implementará un año de esos…
Acabo pues pidiendo, entretanto, un poco de comprensión y un mucho de compasión, porfa, para quienes no nos ha sido dado el don de la perfección y, en cambio, llevamos estampado, de forma indeleble, el estigma de un cierto pataterismo chapucero.
Recordad que … "A quien perdona, mucho le será tolerado".
Un abrazo.

[@more@]



This entry was posted in General. Bookmark the permalink.

Comments are closed.