El Sur (Víctor Erice)


Hay pocas películas que consigan hacerme saltar unas lágrimas.
Una de esas pocas es El Sur, de Víctor Erice.

El sábado 4 de junio del 2004, el periódico El País vende el DVD por
sólo 6 euros menos 5 cts. Un regalo teniendo en cuenta que se trata de
una obra maestra.

Hay algunas escenas que me gustaría comentar para dejar constancia
de la emoción que me han producido.

Una de esas escenas es la de la primera comunión de Estrella.
Padre va a misa por ella. "Ha venido por mí" -piensa ella.
Cuántos esfuerzos no hicieron los padres y las madres de la generación
de la postguerra. ¡Cuánto sacrificaron!
La cara de esa niña es todo un poema, un fotograma maestro.
Pero es que inmediatametne después, Erice coloca el baile de la fiesta
en en que Estrella baila con su padre. La música debe de ser … lo que
provoca esas lágrimas … y me hincha los pulmones y me estremece …

Creo que esa escena me retrotrae a mis 10 años, a esas fiestas de pueblo , en casa de mis tíos, a la felicidad de mis padres, a los bailes en el salón bar del pueblo.
Ese tango pasodoble o pasodoble atangado tiene una fuerza mágica, que envuelve los sentidos en una espiral de emociones.

No menos emotiva resulta la escena del restaurante en que Erice, no sé si reflejando el contenido de la novela, plasma la incapacidad de comunicación entre padre e hija adolescente. Ese silencio que se impone entre ambos como algo normal, casi necesario, me duele en el alma y me devuelve, como si de un espejo se tratara, el reflejo de todos los silencios que ha habido entre yo y mis padres durante toda una vida … aún teniendo la sensación de haberlos amado con todo el amor del mundo y haber sido amado por ellos mucho más aún.

Si fuera verdad que unas imágenes equivalen a un montón de palabras, esas escenas de El Sur, podrían figurar entre los ejemplos más ilustrativos.

Gracias por esa mágica película, Víctor Erice.[@more@]



This entry was posted in General. Bookmark the permalink.

Comments are closed.